La técnica de las tres M, Motivar, modelar, moverse

Una de las cosas que a veces pasa cuando comenzamos a modelar, es que uno puede pensar en comentar sobre algún tema en particular, o alguna actividad específica, y eso quizás es algo que a ellos no parecen estar interesados en participar y menos se interesan en tocar el dispositivo.

Lo primero, es que debemos reconocer que a veces nos centramos en hacer actividades que quizás a ellos no les llamen tanto la atención, como por ejemplo, decirles que tienen que hacer algo, decirles con el dispositivo lo que deben hacer, y además les insistimos una y otra vez, así que el resultado queda en que el chico no se interesa, no se acerca ni toca…

Si hacemos todo una serie de malabares, y modelado durante actividades o momentos específicos, y queremos que por si mismos ellos nos digan qué quieren hacer o pedir… pero de esa manera estamos pensando mas en la funcionalidad, antes que en la motivación…  nos frustramos quizás si vemos que el chico se centra en hacer otra cosa.. (tirar los lápices en vez de jugar con ellos)… o bien los llenamos de frases (porque el silencio nos incomoda o sentimos que no debemos quedarnos callados) y queremos mostrarles la manera “correcta” o nos resulta que no están interesados en comunicarse en decirnos algo con el dispositivo cuando hemos estado modelando continuamente una o dos palabras.

Es aquí cuando debemos repensar nuestro actuar.

Quiero presentarles una estrategia que quizás ya conocen, y que espero les pueda ayudar, el modelo o técnica de las Tres M, de Kate Ahern (una de mis heroicas mentoras de la CAA!!!)

Antes que nada debemos dejar el dispositivo bien configurado y encendido. Siempre disponible. Y luego nos olvidamos, y no nos centramos en el, deja de ser el foco… el dispositivo es la herramienta, y será la voz de nuestro hijo/estudiante, pero fijamos la atención en la interacción y en conectar con él. Mientras más nos enfoquemos en el dispositivo y más le insistamos en responder o encontrar una palabra con el, la comunicación dejará de ser motivadora… Una vez que tengamos configurado el dispositivo comienza la magia:

Motivar

Debemos enfocarnos en lo divertido, o en conectar en una actividad, o situación familiar. ¿Quizás sea en la hora de la comida? No debemos forzar en decir “pásame la sal/pasame el vaso” ¡Eso es aburrido! En lugar de eso, podemos contar bromas, compartir acerca de algo que hicimos en el día, o algo que los estimule a interactuar. Nos enfocamos en comentarios, descripciones, y en que el usuario sea quien nos haga las preguntas, no quien responda a las nuestras. Hacemos la comunicación le resulte irresistible… y asi seguimos con:

Modelar

“El lenguaje que entra, debe ser igual al lenguaje que sale” (parafraseando a Linda Burkhart). El dispositivo ya quedó configurado, tienes a mano un tema y lo haces divertido, ahora te toca a tí usar el dispositivo. Haz que tus hijos usen el dispositivo… Haz que los visitantes usen el dispositivo. Comunícate con el dispositivo mientras te comunicas con tu propia voz. ¿Quieres hablar sobre algo increíble? Úsalo! ¿Quieres calmar a alguien? ¡Usa el dispositivo!… Muestra, no digas, como usar la CAA para comunicarse… y luego sigue:

Moverse (sal del camino)

Sal del camino… deja el dispositivo ya configurado… no existe el “se terminó tu tiempo con el dispositivo”, o “estás demasiado cansado”… Si alguien está demasiado cansado para comunicarse, simplemente no dirá nada. ¡Está perfecto si ya tiene el dispositivo configurado y luego no te dice nada! No hablas a cada minuto en que tu boca funciona, ¿o si?  Salir del camino significa dejar que la vida se desarrolle y estar listo para las sorpresas que tu hijo te presenta. Nunca sabrás lo que van a decir hasta que se les de el tiempo y el espacio para decirlo.

Salir del camino significa dejar que la vida se desarrolle y estar listo para las sorpresas que tu hijo te presenta. Nunca sabrás lo que van a decirte hasta que se les dé el tiempo y el espacio para decirlo.

  • Kate Ahern

Por último, incrementa el vocabulario antes de que el usuario lo necesite. Con esto me refiero a agregar información al vocabulario un poco más rápido de lo que tu hijo aprende a usar lo que está en el. Asegúrate de que hay nuevas montañas para escalar. Rara vez veo a alguien que tenga demasiado vocabulario, y muy constantemente veo que alguien tiene muy poco. Si solo tuvieras las mismas 4, 32, 128, o 400 cosas para decir, una y otra vez, ¿te molestarías en hacer el esfuerzo?


Entonces, ¿ahora ves lo importante que es motivar, modelar y moverse (salir del camino) para que ocurra la comunicación?

Ellos tienen sus propios intereses, dejemos que ellos nos guíen, brindémosles oportunidades y guía, y luego salgamos de su camino! Porque primero y antes que motivarlos debemos sacar la tentación de poner el foco en el aparato, y pensemos en cómo estamos haciendo y actuando para crear esa conexión y abrir los canales de comunicación. ¿Qué tengo en común con vos para contarte? Motivar una vez que ya sabes sobre sus interestes y ahí seguir sus pasos. Acordate que modelar no es poner palabras en su boca, no es decirle qué tiene que hacer, no es desafiar, ni retary menos es modificar una conducta, aunque resulte tentador hacerlo, realmente modelar es “servir de ejemplo” y ser un modelo para ellos… si ellos nos siguen o no, depende de qué le modelemos y de que manera o como interactuemos con ellosy lo más importante, no necesariamente vas a tener una respuesta rápida. No nos desanimemos si no usa el dispositivo más de lo que ya lo hace.

En nuestro caso no siempre (o más bien casi nunca) las palabras esenciales por si solas son lo principal que dice ella, a veces ella comienza con una o dos palabras de tipo periférico (banana, videos, cosquillas, burbujas, personas, casi siempre son cosas que ella le interesan o/y prefiere, y a veces las combina correctamente, pero no es así siempre). Entonces ahí (cuando usa una sola palabra o dos en conjunto) nosotros le modelamos una palabra central sumadas a esa que eligió: “querer, necesitar, jugar”. Ayer mientras buscaba algo en la carpeta “ocio” que está a tres niveles de la carpeta de Inicio, tocó: “pelea de almohadas” a lo que yo le respondí: “jugar” o no recuerdo si le dije:  “jugar a” e inmediatamente comenzamos con una linda pelea de almohadas entre ella, la hermana y yo… ¡fue tan divertido!

Así, espero que esta técnica a muchos de ustedes que estamos en el mismo CAAmino les sea útil y puedan llegar a lograr interés en los chicos y mas que nada entender de que se trata todo esto de motivar, modelar y moverse!!!

35463218_10157649459904478_4352185679246000128_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s